Envío gratis a partir de 150 €
Entrega en 48 / 72 h

Césped artificial o natural ¿Cuál es la mejor opción?

KeepGreen_cesped_artificial

En este artículo sobre diferencias entre césped artificial y natural te ayudamos a escoger el adecuado según tus necesidades. Pero antes de meternos en materia, te vamos a hacer un pequeño “spoiler” y ya te adelantamos que no hay uno mejor que otro de manera genérica, pues la elección dependerá de varios puntos como: tus preferencias, el presupuesto disponible, el tiempo que deseas invertir en su conservación, el clima y la zona de la instalación.

A continuación, vamos a mostrarte cuáles son las ventajas y desventajas del césped artificial sobre el natural, para que puedas elegir con sabiduría la opción adecuada para tu jardín, terraza o piscina.

No cabe duda, que un césped perfecto (ya sea artificial o natural) mejora la estética de nuestro hogar. En la última década el césped sintético ha ido ganando terreno sobre el natural, debido a que una vez realizada la inversión inicial no precisa «casi» de mantenimiento ni de realizar más gasto extra, en resumen, con el césped artificial te olvidas, en cambio, un césped natural necesita de una inversión constante de dinero y tiempo.

Pero… ¿realmente merece la pena realizar la inversión? ¡Vamos a verlo!

Ventajas y desventajas del césped artificial

El lugar de la instalación y el uso

El césped artificial, además del jardín, es la opción perfecta para terrazas, balcones y piscinas. También es utilizado frecuentemente en parques infantiles, para perros y mascotas, centros deportivos, recintos de bodas, hoteles y parques.

A la pregunta, ¿qué es mejor césped natural o artificial en el jardín?, la respuesta es simple, el césped artificial no se ve afectado ni por la ubicación ni por el clima. Y hay diferentes tipos a elegir. En cambio, el césped natural necesita de un suelo que esté bien preparado y también precisa de unas condiciones climáticas específicas, dependiendo de esto que te acabamos de contar hay que elegir la clase de césped natural adecuada: Kikuyu, Bahía Grass, Festuca, Ray-Grass o Agrostis, entre otras. Lo que limita mucho la elección del mismo. Desde Keepgreen te podemos enviar muestras gratuitas de césped artificial, de césped natural no tenemos 😉.

Aspecto y tacto

Antiguamente el césped natural ganaba al artificial ampliamente en la sensación, pero esto fue en los inicios del césped sintético. En los últimos años la calidad del césped artificial se ha ido mejorando notablemente para que se parezca en la textura lo máximo posible al natural. Actualmente, dependiendo del uso que necesitemos, tenemos un amplio abanico de opciones en cuanto a densidad, color dela fibra y altura. Y cuanto mejor sea la calidad elegida, más nos vamos a aproximar al resultado estético y a la sensación que ofrece el césped natural.

Un césped natural necesita mucho mantenimiento (uso del cortacésped, abono y riego) para verse bien y con una apariencia impecable, y este aspecto perfecto el artificial lo logra sin que tengamos que dedicar mucho esfuerzo. La única desventaja del césped artificial sobre el natural en este punto, es que en días calurosos de verano vamos a necesitar que llueva o mojarlo para reducir su temperatura.

Mantenimiento e inversión inicial

Otro punto importante es la inversión inicial, tenga en cuenta que se necesita gastar más dinero inicialmente en un césped artificial que en uno natural, si el espacio es pequeño esto no dificulta demasiado la elección y no es un gran problema, pero si es un área grande el precio puede elevarse considerablemente.

La gran ventaja del césped artificial respecto al natural es que una vez instalado no necesita casi mantenimiento, y también que no tendrás que esperar semanas o meses para empezar a disfrutar del césped.

También hay que tener en cuenta que el césped sintético es muy fácil de instalar y que naturalmente, va a estar verde todo el año.

En resumen, hay que tener en cuenta que el césped natural tiene un precio más barato inicialmente, pero tiene un coste de mantenimiento mucho más elevado a largo plazo, y no solo en dinero sino también en tiempo (a menos que contratemos a un jardinero para su cuidado), lo que elevaría aún más la inversión.

Aunque hay que tener en cuenta que no hemos incluido la preparación del terreno, si necesitas instalar riego automático o realizar una preparación del suelo, por ejemplo, si quieres plantar césped natural sobre un suelo de cemento, la inversión inicial del césped natural se verá naturalmente elevada, ya que necesitará materiales extras.

La colocación o instalación

Otro de los puntos importante a pensar cuando se elige entre césped artificial o natural es la instalación del mismo. Realmente, tanto uno como el otro se pueden instalar rápidamente, si la zona está ya acondicionada.

Si bien puedes plantar césped de manera natural desde cero y esperar a ver los primeros brotes, con el césped artificial simplemente es extenderlo y empezar a disfrutarlo de inmediato. Esta es una ventaja muy importante a tener en cuenta.

No obstante, antes de colocar tanto el césped artificial como el natural es necesario preparar el terreno. Aunque naturalmente, el artificial necesita muchos menos requisitos para su instalación que el natural.

La instalación del césped artificial se puede realizar muy rápidamente, normalmente solo se necesita instalar una capa base y colocar una membrana contra las malas hierbas. Puedes realizar tú mismo la instalación, solo tendrás que asegurarte que encaje perfecto para que quede perfectamente cuadrado, y una vez colocado estará listo para su uso de inmediato.

¿Cuál es mejor para el medio ambiente?

El efecto que tiene un césped natural o artificial sobre el medio ambiente es un punto muy importante. Naturalmente, cada vez es más importante ser ecológico y cuidar del medio ambiente es esencial para nuestra calidad de salud y vida. Te adelantamos que ambos tipos de césped tienen puntos a favor y en contra, cada uno a su manera.

El césped artificial es eficiente y bueno para el medio ambiente a causa de la cantidad de agua que se ahorra y de los pesticidas. El aprovechamiento del agua es muy importante, ya que es uno de los recursos naturales que es necesario cuidar. El punto desfavorable es el proceso de fabricación y el hecho de que al ser plástico no es un material biodegradable.

El césped natural al ser un organismo vivo beneficia al medio ambiente y al ecosistema al aportar oxígeno, absorber el calor y ayudar contra la contaminación. Pero tiene algunas desventajas como son el uso de pesticidas para su conservación y otros productos que no son tan buenos para el medio ambiente.

Entonces ¿Césped natural o artificial?

Ya te adelantamos al principio que no se trataba de una elección directa. A la hora de esta decisión final entre el césped auténtico o el césped artificial hay que tener en cuenta estas cuestiones.

Te resumimos las claves para acertar en la elección:

  • Tu gusto personal.
  • Las condiciones climáticas.
  • El uso al que va a ser destinado.
  • El tiempo disponible y las ganas de emplearlo en cortar, regar y abonar el césped a menudo.

Los costes iniciales y a largo plazo. Te recomendamos pensar en estos puntos y valorar cuál de las dos opciones es mejor para ti en cada caso, para elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Sin importar cuál sea tu decisión final, estamos a tu lado para asesorarte adecuadamente y que tomes la decisión correcta a la hora de escoger el mejor césped artificial. Puedes preguntarnos cualquier duda que tengas que estaremos encantados de responderte.

Si quieres ver nuestro césped artificial, pídenos muestras sin compromiso, estaremos encantados de enviártelas

profesionales
montador

Un comentario en “Césped artificial o natural ¿Cuál es la mejor opción?

  1. Pingback: ¿Qué es el efecto memoria en césped artificial?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *