Envío gratis a partir de 150 €
Entrega en 48 / 72 h

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del césped artificial?

césped_artificial_realista

La instalación de superficies de césped artificial en hogares, jardines y terrazas es algo que se ha extendido en los últimos años. Es una alternativa muy interesante al césped natural, pero para saber si es lo que necesitas o no vamos a darte a conocer las ventajas y desventajas del césped artificial en este post.

¿Qué ventajas tiene el césped artificial?

Entre las ventajas que merece la pena reconocer del césped artificial destacamos las que mostramos a continuación:

Ahorro de agua

Al no necesitar un riego constante, el césped artificial permite alcanzar un ahorro de agua muy superior a una instalación similar de césped natural. Solo necesita riegos ocasionales para limpiar y refrescar la superficie, pero no para mantenerla. En cambio, el césped natural necesita de un riego constante para mantenerlo fresco y verde, sobre todo en las estaciones más secas del año. Esto tiene un coste muy importante que comprobarás en tus facturas de agua.

Mayor resistencia

Una de las ventajas del césped artificial es su durabilidad y resistencia con el paso de los años. Es apto para instalar en todo tipo de condiciones climatológicas, para cualquier estación (incluida el invierno) en superficies muy variadas y en entornos muy diversos garantizando en todas ellas su gran capacidad para mantenerse en perfecto estado durante años. Por tanto, no se va a apreciar un deterioro en su aspecto incluso con los fenómenos meteorológicos más adversos, porque entre otras cosas, el césped artificial no se estropea cuando llueve.

Mantenimiento reducido

Frente a las necesidades de mantenimiento constantes del césped natural, con abonos, fertilizantes y herbicidas; el césped artificial tiene un mantenimiento mucho más sencillo. No necesita ninguno de estos productos, así que solo tendrás que preocuparte de mantener la superficie limpia durante todo el año, algo ideal para familias en las que hay poco tiempo libre para dedicar a estas tareas.

Acabados realistas

Al analizar los pros y contras del césped artificial, su acabado realista es una de las ventajas que merece la pena destacar. Ofrece un aspecto tan realista que a veces es difícil de distinguir del césped natural y resulta también muy agradable al tacto y a la vista. Y es que en la actualidad somos capaces de crear césped artificial de una calidad muy superior a la de hace años, lo que explica su éxito entre todo tipo de clientes.

Resiste a los rayos UV

Muchos modelos de césped artificial incorporan en la actualidad una protección frente a los rayos UV. Esto es muy positivo porque contribuye a favorecer la durabilidad de la instalación al evitar que los rayos del sol provoquen una decoloración del césped. De esta forma, el césped artificial permanece siempre verde como el primer día y no adquiere tonalidades amarillentas y blanquecinas.

Gran seguridad

Si algo caracteriza al césped artificial es su gran seguridad. Se trata de una superficie antialérgica, ideal para familias en las que algún miembro presenta alergias a las plantas o al polen. También es un material ignífugo, lo que evita posibles incidentes relacionados con el fuego que puedan tener lugar sobre su superficie. Por tanto, es una superficie segura para hogares con niños, con miembros alérgicos o para instalar junto a piscinas, ya que también es resistente al cloro.

¿Qué desventajas tiene el césped artificial?

Aunque las ventajas del césped artificial son muy numerosas, lo cierto es que también existen algunos inconvenientes que merece la pena conocer, como son los siguientes:

Inversión elevada

Instalar una superficie de césped artificial en un jardín o terraza tiene un coste superior al de una instalación de césped natural. Por tanto, se requiere de una inversión más elevada al inicio que debes tener en cuenta si tu prioridad es el ahorro frente a cualquier otro aspecto. No obstante, es una solución más económica que otros tipos de suelo de exterior. En cualquier caso, es un coste que se amortiza en poco tiempo gracias al ahorro de agua que se consigue.

No es natural

Una de las desventajas del césped artificial es que, por mucho que intente parecerse al césped natural, no lo es. No vas a poder disfrutar del olor característico del césped natural y el tacto, aunque es parecido, tampoco resulta igual de suave y agradable. Es una desventaja, sobre todo, para los amantes de la naturaleza en todas sus facetas.

Pocos cuidados

Si tu objetivo es dedicar tu tiempo libre al cuidado y mantenimiento del jardín, el césped artificial no es la mejor opción para ello. Es una superficie que no requiere apenas mantenimiento, así que, si buscas realizar trabajos de corte, riego, abono y otros similares en tu tiempo libre como fuente de entretenimiento, el césped natural es una mejor opción para ti.

Conclusiones

Como puedes apreciar existen numerosas ventajas de instalar césped artificial en tu hogar, aunque los problemas del césped artificial también existen. En cualquier caso, debes tener en cuenta que el mejor césped artificial ofrece muchas más ventajas que inconvenientes y gracias a ello está experimentando un gran crecimiento en los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *